Plantas

Plantas carnívoras

DIONEA MUSCIPULA
Nombre científico: Dionea muscipula
Familia: Droseraceae

El nombre común dionea atrapamoscas o venus atrapamoscas hace referencia a su hábito alimenticio de atrapar presas vivas, principalmente insectos y arácnidos.

Nos suelen llamar mucho la atención sus trampas ya que es de las pocas plantas que presentan algún tipo de movimiento rápido.
En el caso de la Venus atrapamoscas, este movimiento se ha desarrollado para evitar que las presas escapen. Sus trampas están diseñadas para atrapar insectos del tamaño adecuado para ella.
Se recomienda un sustrato aireado pero capaz de retener humedad. Una mezcla de turba rubia + arena de sílice irá perfecto.
Tanto la dionaea muscipula como otras plantas insectívoras tienen unas raíces muy débiles, que no procesan correctamente los nutrientes (porque obtienen la mayoría de los nutrientes a través de las trampas), y las sales disueltas del agua que normalmente sale del grifo pueden quemarlas y acabar matando a nuestra planta.
El riego recomendado es por bandeja. Esto es, llenar un cuenco, bandeja o cualquier recipiente con agua adecuada y poner dentro la maceta. El nivel de agua debería estar aproximadamente a ¼ de la altura de la maceta, de este modo, el sustrato y la planta irán absorbiendo el agua que necesiten.

Le encanta el sol, pero puede llegar a quemarse en las horas más calurosas del año. Puede aguantar una exposición al sol de todo el día entre octubre y abril, y en el resto de meses se puede poner a la sombra de otras plantas más altas o cubrir con una malla de sombreo. Con una exposición al sol limitada, la planta adquiere una mejor coloración y evitamos que se queme.

DARLINGTONIA CALIFORNICA
Nombre científico: Darlingtonia Californica
Familia: Sarraceniaceae
Orden: Ericales

Es una planta carnívora única en su género. Estas plantas atraen a los insectos hasta dentro de sus trampas donde quedan atrapados.
Se le conoce también como “planta odre de California”, “Darlingtonia”, “Planta Cobra”, “Planta Drácula” o “lirio cobra” por la forma de cabeza de cobra que tienen sus trampas. Es una de las plantas carnívoras más difíciles de cuidar, por lo que no recomendamos que lo hagan principiantes en el mundo de las plantas carnívoras. 

En verano la temperatura debe oscilar entre 20 y 30 grados, en invierno y con el descanso la temperatura puede oscilar entre los 5 y los 15 grados, puede soportar ligeras heladas. 

Precisa de un riego con agua libre de cal (Agua destilada), no se debe encharcar demasiado necesita una temperatura fresca en las raíces, una humedad alta, un lugar a media sombra y al igual que Sarracenia, un descanso invernal. Por todos estos requisitos es mejor cultivarla al exterior.
Respecto a la luz, media sombra, protegerla del sol directo y fuerte si no esta acostumbrada al sol directo. 
Sustrato poroso (como la arcilla) para mantener la frescura en las raíces, macetas muy grandes, esto también ayuda a su mejor cultivo. El sustrato puede estar compuesto por un 70% turba rubia. 20% de arena de cuarzo lavada y un 10% de material de drenaje, como la vermiculita. Es positivo añadir musgo sphagnum en la superficie. En el fondo de la maceta se debe dejar una ancha capa de drenaje constituida por bolitas de arcilla.

DROSERA ROTUNDIFOLIA
Nombre científico: Drosera rotundifolia
Familia: Droseraceae
Orden: Caryophyllales

Es una planta carnívora que se alimenta de insectos. Su hoja es perenne y se puede reconocer fácilmente, ya que su tamaño ronda los 12 centímetros. Esta planta carnívora comúnmente conocida como rocío de sol o atrapamoscas es originaria de Europa.
Es considerada una planta solitaria. En sus hojas podemos encontrar unos pelos largos que pueden llegar a medir hasta 5 milímetros, los cuales producen un liquido pegajoso que utilizan para capturar a sus presas. Florece de junio a agosto.
Este comportamiento carnívoro es una adaptación al hábitat, el cual es a menudo pobre en nutrientes o demasiado ácido, por lo que la disponibilidad de alimento se encuentra muy reducida. Unas enzimas disuelven los insectos para extraer de sus cuerpos nitratos y otros nutrientes. En invierno esta planta produce un “hibernáculo” para poder sobrevivir en condiciones de bajas temperaturas, consistente en un brote a nivel del suelo compuesto por hojas apretadas y ensortijadas.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *