Cuidados, Plantas

TRABAJOS DE JARDÍN PARA EL INVIERNO

Tareas de invierno

Proteger del frío . Si se prevén heladas riega las plantas para incrementar la inercia térmica. Comprueba periódicamente que las fundas, mantas térmicas, pantallas corta-vientos y demás protecciones estén cumpliendo correctamente su función.


Mullir el suelo. El frío y la lluvia forman una costra dura en la tierra del jardín y el huerto e incluso de los tiestos. Rómpela y desmenúzala con ayuda de una azada para mullirla. Añade una pequeña capa de mantillo y entrecava: mejorarás su estructuras y abrigarás las raíces. Procura que conserve siempre cierto grado de humedad para menguar el efecto de las heladas.


Podar. Si te queda por limpiar algún arbusto, árbol ornamental o frutal de ramas secas, débiles o mal-formadas, hazlo ahora¡¡ No toques los que van a dar flor en febrero o en primavera, y recuerda que los de floración estival, es decir: de verano, se podan al final del invierno. Recorta las vivaces que han dejado de dar flor, excepto las que exhiban cabezas de semillas o flores secas bonitas. Puedes ver herramientas de podas si necesitas. Si estás interesado en la poda de rosales mírate nuestro post: “Cómo podar rosales”.


Plantar. Si la tierra no está helada o empapada, los meses de invierno siguen siendo buena época para plantar árboles y arbustos caducifolios a raíz desnuda, rosales y bulbos. Encuentra información más detallada sobre bulbos de invierno en nuestro post: “Bulbos de invierno: consejos”.


La nieve. No permitas que la nieve se acumule sobre los árboles, arbustos y setos del jardín: el peso puede dañar seriamente las ramas y deformarlos. Utiliza una vara o pértiga para sacudirlas. Si la nieve se ha convertido en hielo, golpea ligeramente la capa hasta que se desprenda. En ningún caso intentes eliminar el hielo con agua.


Aplicar aceite mineral. En enero debes aplicar la segunda dosis de aceite mineral para prevenir plagas de primavera. Puedes mezclarlo con un fungicida contra el moteado y la roya. Cepilla y empapa bien la corteza en todo el tronco y las ramas. Puedes leer más sobre el uso del aceite mineral en el post: “Eco-pesticidas: Aceites minerales antiplagas”.


Césped. En los meses de invierno solo debes regarla y segarla (deja la cuchilla alta para proteger la corona de las bajas temperaturas) una vez al mes¡¡¡ . Evita que formen charcos permanentes por efecto de la lluvia para impedir que aparezcan manchas de musgo, líquenes o algas. En caso de que anuncien heladas, riégala para defenderla del frío. Si el césped está helado, encharcado o muy mojado>>>>>> evita pisotearlo, porque dañarás la raíz y se crearán “calvas” en tu extensión.


Huerto. En invierno se recomienda invertir tiempo en crear los semilleros de cara a la planta de huerto de primavera/verano. Puedes leer más sobre ésto en el post: “Huerto de invierno”

Fuente: www.verdeesvida.es

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *