Cuidados

Consejos para cuidar tu Poinsettia y que sobreviva a la Navidad

como cuidar la poinsettia

Se acerca la temporada navideña y con ella las bajas en las temperaturas, lo cual afecta considerablemente a aquellas plantas que no están adaptadas a este tipo de clima. Pero existe una planta típica que se ve estos días conocida como la Flor de Pascua. Necesita  cuidados muy especiales, por ello queremos darte algunos consejos de cómo cuidar tu Poinsettia para que llegue hermosa a enero.

La Poinsettia o también conocida como Flor de Pascua, es una planta originaria de México que es comúnmente utilizada para las decoraciones navideñas. Seguramente habrás contemplado una en tu vida, aunque no seas aficionado a las plantas, y es que es difícil pasarlas por alto con sus características flores de color rojo con hojas ovaladas.

Esta especie de arbusto también puede conseguirse en otras variaciones de color como la blanca, amarilla o rosa.

La Poinsettia: características y cuidados

Ya conoces la leyenda de la flor de pascua y el origen de su uso por estas fechas de fiestas, pero es momento que aprendamos cómo cuidar tu Poinsettia para alargar su vida más allá de este mes. Lo ideal de cuando adquirimos una planta es poder darle el mejor trato para que pueda vivir saludablemente por un buen tiempo.

Algunas de las cosas que debemos tomar en cuenta al momento de preguntarnos cómo cuidar tu Poinsettia son la temperatura, la frecuencia de regado, la fuente de luz, entre otros. Estos son puntos que tienen que tenerse en mente con cualquier planta. Recordemos que todas reaccionan diferente al contexto en el cual se encuentren y tienen más o menos capacidad de sobrevivir en cuanto se alteran cualquiera de estos factores.

Cómo cuidar tu Poinsettia: La temperatura

Aunque se ha clasificado como una planta de interiores por su uso decorativo, la flor de pascua es una especie bastante delicada. Por venir de climas más tropicales, necesita de luz natural.

Sin embargo, no te confundas, el hecho de que provenga de climas un poco más cálidos, no quiere decir que le guste mucho estar expuesta al calor. De hecho, necesita una temperatura más bien húmeda y es necesario tenerla lejos de la calefacción si te interesa cuidarla bien.

Si quieres saber cómo cuidar tu Poinsettia correctamente, debes estar atento a la temperatura de tu hogar. Se recomienda que no sobrepase los 23° durante el día y aproximadamente 16° por la noche.

Aleja tu Flor de pascua de objetos que emanen demasiado calor, como las estufas, radiadores y chimeneas, para evitar que la planta se reseque y muera de manera anticipada.

como regar la flor de pascua

Cómo regar la flor de Pascua

Ya sabemos cómo cuidar tu Poinsettia en materia de temperatura, así que ahora es momento de entender la frecuencia de regado para que tengamos una Flor de Pascua saludable y muy agradable a la vista.

Tu Poinsettia siempre debe estar húmeda y, para ello, deberás regarla al menos un par de veces durante cada semana. Esta frecuencia puede variar según la temperatura del lugar donde se encuentre, puesto que, si hace frío o humedad, y riegas demasiado la planta, existe la posibilidad de que la ahogues.

Una buena práctica a la hora de saber cómo regar la Flor de Pascua es evitar encharcar la tierra donde está plantada, de esta manera evitarás que las raíces lleguen a pudrirse y que la planta muera por exceso de agua.

Si tienes dudas de cómo regar la Flor de Pascua y no sabes cuánta agua debes colocar, una forma de verificar el nivel de hidratación de la planta es tocando la tierra. Si la sientes húmeda, evita colocarle más agua, pero si está demasiado seco el suelo, puedes poner un poco.

Un método eficaz para regar las plantas de manera indirecta, es colocar bajo la maceta un plato o cuenco con un poco de agua. De esta manera, el agua entrará por el bajo de la maceta (que usualmente tiene un hoyo) y humedecerá la tierra hasta llegar a las raíces de modo más sutil.

¿Dónde ubico la Poinsettia?

Otro de los puntos importantes de cómo cuidar tu Poinsettia, es la ubicación. Como ya te adelantamos, tu Flor de Pascua necesita de luz para poder vivir, pero no demasiada como para que sus hojas puedan quemarse.

Estas plantas usualmente se ubican en el interior de las casas, más que por la luz por las corrientes de aire. No es recomendable que sean expuestas en lugares donde haya vientos frecuentes, puesto que esto puede perjudicar su follaje. Por ello, lo mejor es alejarla de las ventanas, sobre todo en tiempos muy fríos.

Si bien pueden recibir luz natural directa, lo más recomendado es que no sea demasiada si deseas que tus flores permanezcan bien rojas (o del color que sea tu planta). Bajo exceso de luz solar directa, las flores de la Poinsettia tienden a desteñirse hasta ponerse completamente verdes.

Por ello, lo mejor para saber cómo cuidar tu Poinsettia de la luz si quieres mantener su color, es moverla para que reciba luz natural por un período de tiempo, y luego colocarla nuevamente en una zona con luz de ambiente.

¿Es necesario podarla?

Una pregunta frecuente de cómo cuidar tu Poinsettia, suele ser si es necesario podarla y cada cuánto. Lo cierto es que, si deseamos que dure, cualquier planta necesita ser podada cada cierto tiempo. El momento ideal para podarla es en invierno o cuando puede notarse que empieza a perder sus flores y hojas, lo cual ocurre a menudo cuando bajan las temperaturas.

Para podar debes cortar los tallos que se encuentran en mal estado y sellar con cera o pasta cicatrizante para proteger la planta de hongos, plagas y enfermedades. Apenas notes que existen nuevos brotes, puedes exponerla a la luz para propiciar su crecimiento y aplicar los cuidados que ya te hemos comentado.

poinsettia cuidados

Una Poinsettia todo el año

Ya que conoces cómo cuidar tu poinsettia, estamos seguros de que puedes hacer que dure varias temporadas. Con los cuidados adecuados esta planta puede estar contigo incluso varios años, solo es cuestión de que la supervises y le propicies un ambiente adecuado.

Debes estar también atento a las plagas comunes como pulgones y moscas, para lo cual te recomendamos adquirir algunos productos de cuidado. Ahora sí, ¡ya tienes todas las herramientas para tener tu Poinsettia por mucho más!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.